El espectador frente al arte

¿Qué postura debe asumir el espectador frente al arte? Invitamos a debatir sobre este tema en nuestro número 16

 

Los claroscuros parecen terra ignota en el archipiélago de los espectadores del arte: todo es rematadamente profundo o rematadamente trivial; todo es demasiado «comercial», demasiado mainstream, demasiado pretencioso, demasiado aburrido, demasiado «intelectual»; o bien: todo va a pedir de boca si es ligero, si entretiene, si es espectacular, si le propina al pueblo una pequeña felicidad. El aplauso o la rechifla parecieran ser las únicas alternativas.

En este número, Cuadrivio presenta a tres autores (a su vez espectadores) que asumen posturas claras pero matizadas sobre cómo debería ser el espectador del arte, no en aras de prescribir sino de incitar al debate en tiempos de aversión generalizada por la toma de partido, de temor a que el cuestionamiento de la pasividad del público o de la homogeneidad de opiniones desate acusaciones de elitismo. Abre la edición Mariana Contreras, quien cartografía y defiende al «espectador emancipado», aquel que participa activamente en el proceso artístico para establecer una relación crítica con el artista y la obra de arte. Le sigue Davo Valdés, quien se pronuncia por la emergencia de un espectador que, desde la sala de cine, se libere y vuelva creador a través de la crítica. Cierra la pinza Zabel Castro con una reflexión acerca de los elementos que debe contener una obra de teatro para ser excepcional y seducir lo mismo a los espectadores novatos que a los avezados.

Como complemento, tres autores más dialogan sobre el museo (recinto por excelencia del arte) y su no siempre armoniosa relación con el espectador. Cristian Antoine pasa revista a la forma en que los museos han estudiado a sus visitantes para comprender y mejorar su goce del arte; David Ruiz describe el uso que los museos hacen de las tecnologías de la información para reforzar sus vínculos con el público o atraer a nuevos espectadores, y Patricia López analiza los mecanismos que permiten que los objetos y costumbres populares se vuelvan piezas de museo.

Porque también nos interesa el papel del espectador ciudadano frente a los acontecimientos políticos, ofrecemos en este número un mosaico sobre la democracia en México a la luz de un trienio borrascoso. La reforma del estado, la transparencia y el acceso a la información, la comunicación político-electoral, las redes sociales en manos de la juventud politizada, y la participación ciudadana, las protestas, los partidos políticos y las candidaturas independientes tras las elecciones intermedias son materia de estudio de ocho jóvenes analistas dispuestos a construir la democracia a partir de un cuestionamiento razonado de la realidad.

Con su decimosexta edición, Cuadrivio cumple cinco años de animar la creación artística y la crítica cultural. Y, pese a las enormes adversidades que enfrentan las revistas producidas por jóvenes independientes, el equipo editorial redoblará esfuerzos para que sean muchos lustros más de cultura libre y conversación inteligente.

 

—RAMSÉS LV

 

(Visited 366 times, 1 visits today)

Posted by Ramsés LV

Es fundador y director de Cuadrivio. En 2013 obtuvo el Premio Nacional Luis González a la mejor tesis de licenciatura y en 2014 El Colegio de Michoacán publicó su libro «Contrainsurgencia en América del Norte. Influjo de Estados Unidos en la guerra contra el EZLN y el EPR». Textos suyos han aparecido también en HermanoCerdo, Escenarios XXI, Tierra Adentro y Playboy México.