¿Ciencia o pseudociencia?

La astrología, la homeopatía, el esoterismo cuántico y los artefactos milagrosos a discusión en el número 17 de Cuadrivio.

 

La ciencia no es la explicación dominante de nuestra época. Es cierto que, desde el siglo XIX, los progresos de la ciencia y de su anverso práctico, la tecnología, han sido prodigiosos; también es verdad que el racionalismo impregna cualquier clase de discurso y que no hay medicamento, artefacto o política pública que prescinda de las fórmulas «científicamente comprobado» o «de acuerdo con estudios realizados en tal universidad de prestigio» para legitimarse. Pero eso no significa que la ciencia, esa forma de conocimiento basada en la observación, la investigación, el razonamiento sistemático y la comprobación experimental, se haya convertido en la pauta explicativa de nuestra era. Por el contrario, pareciera que los dogmas, el pensamiento mágico y los prejuicios morales, políticos y religiosos se hubieran revestido de un ampuloso lenguaje pseudocientífico para prevalecer en millones de consciencias, ahora con visos de una irrefutable objetividad.

Con el ánimo de reivindicar el valor del conocimiento científico y, al mismo tiempo, anteponer el diálogo y el debate a las descalificaciones a priori, en este número de Cuadrivio iniciamos una discusión sobre la pseudociencia centrada en algunas de sus variantes contemporáneas más difundidas: la astrología, la homeopatía, la mecánica cuántica espiritual y los aparatos científicamente milagrosos. Sofía Flores y Lourdes Martín introducen el debate problematizando la distinción básica entre ciencia y pseudociencia; Alejandro Aguayo pasa revista a la historia de la astrología y ensaya un par de respuestas al porqué de la persistencia de esta antediluviana creencia; Sofía Flores somete a examen los fundamentos teóricos y las evidencias empíricas de la homeopatía; Belinka González y Eloísa Rivera sacan a la superficie la manipulación de conceptos de la mecánica cuántica en la película ¿Y tú qué sabes?, y Juan Manuel Vázquez demuestra, por medio de un estudio de caso de dos artefactos milagrosos en México (el «BioAnalizador Cuántico» y el GT200), que la mezcla de codicia y pseudociencia puede tener efectos atroces en la salud, los derechos humanos y la hacienda pública de un país.

En este número también revivimos dos de nuestras tradiciones favoritas: la vocación literaria latinoamericanista y la traducción a nuestro idioma de autores que escriben en lenguas diferentes al español. Junto al reparto latinoamericano reunido de poetas y narradores de Argentina, El Salvador, México, Nicaragua y Panamá, desfilan, por primera vez en español, la novelista guadalupeña Maryse Condé, el poeta estadounidense Ocean Vuong y el narrador nigeriano Igoni Barrett, en traducciones de Ana Inés Fernández, Elisa Díaz y Patricia Oliver, respectivamente. Asimismo, publicamos uno de los últimos textos del escritor peruano Eduardo Chirinos, quien falleció en febrero pasado pero dejó tras de sí una valiosa obra poética, ensayística y narrativa.

Para redondear esta edición, ofrecemos la primera entrega del Breve glosario porno comentado de Alberto Waxsemodion, anticipo de la que, esperamos, será una de las vertientes de Cuadrivio al lado de la crítica cultural y la creación artística: la exploración, por encima y en contra de las convenciones morales, de la sexualidad y el erotismo.

 

 

—RAMSÉS LV

(Visited 127 times, 1 visits today)

Posted by Ramsés LV

Es fundador y director de Cuadrivio. En 2013 obtuvo el Premio Nacional Luis González a la mejor tesis de licenciatura y en 2014 El Colegio de Michoacán publicó su libro «Contrainsurgencia en América del Norte. Influjo de Estados Unidos en la guerra contra el EZLN y el EPR». Textos suyos han aparecido también en HermanoCerdo, Escenarios XXI, Tierra Adentro y Playboy México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.