Monday, 28th July 2014

Periodismo ciudadano, ¿complemento o contraparte de los medios convencionales?

Publicado el 29. abr, 2012 por en Cuadrivio proteico

Las redes sociales han arrastrado una nueva ola de información en los últimos años, se han convertido en una plataforma que no sólo comunica sino que también interactúa con los usuarios. El periodismo ciudadano es un fenómeno que ha surgido como respuesta a la realidad social y ante la posibilidad participativa que nos ha otorgado la tecnología. El siguiente ensayo se adentra en el debate actual sobre la función de un periodista ciudadano frente a quien lo es de profesión. 

Víctor Manuel Goch

 

En 2011 el pakistaní Sohaib Athar tuiteó en vivo la muerte del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, al ser testigo de la operación militar en contra del terrorista. Athar se preguntaba a través de la red social por qué había helicópteros volando alrededor de su vecindario. Para algunos, ese hecho convirtió al joven en un tipo de cuasi-periodista, o como lo denominan: «periodista ciudadano». Sin embargo no todos estaban de acuerdo, especialmente aquellos que habían dedicado ya varios años de su vida a esta profesión.

Los primeros pasos

Raúl Trejo Delarbre, doctor en Sociología por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), rescata en su libro Poderes Salvajes que, durante la guerra de Irak, existió una censura por parte de los miembros del Pentágono al permitir que sólo algunos medios permanecieran con el ejército estadounidense, siempre y cuando la información enviada fuera inspeccionada previamente. Aquellos que accedieron fueron conocidos como «reporteros encamados».

Pero también estaban los «reporteros apocalípticos», es decir, aquellos que decidieron mostrar los hechos no sólo desde el punto de vista estadounidense, sino también del palestino. Aun así, de cierta manera el medio más democrático fue Internet debido a que ahí se encontraban las versiones más completas de lo que realmente sucedía en Bagdad. La información era compartida por voluntarios de varias nacionalidades que ayudaban a las víctimas y daban su testimonio de las consecuencias de la guerra; se trataba de ciudadanos interesados en difundir información que los grandes medios omitían.

Un ejemplo clave ocurrió en septiembre de 2002 al surgir el sitio de Internet «Where is Raed?» [¿En dónde está Raed?], donde su autor, Salam Pax, actualizaba su weblog añadiendo párrafos e imágenes de la guerra en Irak. Algunos consideraban el portal un engaño, pero también había especialistas quienes, mediante diversos análisis, confiaban en que podía tratarse de información fidedigna.

Meses más tarde, se confirmó que Pax era el seudónimo de un iraquí que trabajaba como traductor de varios periodistas británicos en Bagdad. Cuando se conoció su identidad fue contratado como columnista por The Guardian. Su labor como «periodista ciudadano» lo había colocado en uno de los diarios más importantes del mundo.

¿Qué es el periodismo ciudadano?

Conocido en los países de habla inglesa como crowdsourced journalism, se trata de un tipo de comunicación en la que el ciudadano ya no se limita a ser un consumidor pasivo, sino que también participa en la producción de información a través de medios alternativos como Internet y redes sociales. Otros autores lo denominan «periodismo social», «participativo», «comunitario» e incluso «3.0».

Para Koldobika Meso Ayerdi, profesor titular de Periodismo en la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación por la Universidad del País Vasco, «el periodismo ciudadano es aquel que hace posible la participación activa de los actores sociales que intervienen en todo el procesamiento de la información de interés público y su característica esencial es promover la participación ciudadana».

Por su parte, la periodista mexicana Elia Baltazar refiere que éste surge a partir de una necesidad «hiperlocal» (a nivel de ciudad, delegación o colonia) donde se puedan tocar temas que estén alejados de la agenda de los grandes medios.

Para The Guardian, el accidente de aviación en el río Hudson en 2009 o las protestas organizadas tras la victoria de Mahmud Ahmadinejad en Irán, cuyas primeras imágenes se difundieron a través de Twitter, son ejemplos de este tipo de periodismo. Actualmente hay varios ejemplos en los cuales medios tradiciones basan su información a través de estas vías y no por el trabajo mesurado de un periodista profesional.

¿Competencia para los profesionistas?

¿Qué pasará con el periodismo profesional? ¿El periodismo ciudadano representa un complemento, una contraparte o una competencia para el periodista que ha salido de la universidad? Son sólo algunos de los cuestionamientos que se realizan constantemente en diversos foros de periodismo digital, aulas de clases y entre los mismos periodistas.

En 2006, durante el «VII Congreso de periodismo digital de Huesca», surgió un debate entre los periodistas José Cervera, bloggero de 20minutos.es, y Javier Monjas, editor del sitio nuevodigital.com. Mientras Monjas afirmaba que el periodismo ciudadano no existía, su colega lo contradecía al afirmar que los medios le temían por ser más democrático y eficiente.

«No se puede hacer periodismo sin reflexión, sin contextualización, sin conocimiento y simplemente por la emoción. El periodismo debe estar en manos de periodistas», expuso Rosa María Calaf, periodista española, dentro del Congreso de Pamplona «El futuro del periodismo» en abril de 2011.

La mexicana Elia Baltazar coincide con Calaf al no creer que haya una competencia entre el periodismo ciudadano y los medios convencionales pues «un ciudadano no podría llegar a cubrir información como lo hacen estos grandes medios. Se debe llevar un tratamiento informativo de las noticias. Ellos no son periodistas. Una cosa es difundir y otra es producir, consultar fuentes, hacer una nota; tener una agenda. La información debe tener fuentes, a veces confrontadas, opuestas», declaró.

En la conferencia «Medios e Internet: una mirada al pasado, una visión del futuro», Gumersindo Lafuente, responsable de la edición digital del periódico El País, explicó que los periodistas tienen una profesionalidad y una experiencia para distinguir lo que es interesante, original y relevante de lo que no. «Competimos por la atención con usuarios que no necesariamente son periodistas y cuando alcanzan un número importante de seguidores, se convierten en prescriptores y de alguna forma son competencia para los medios de comunicación», dijo.

El papel de las redes sociales

Actualmente las redes sociales como Facebook y Twitter se han convertido en piezas fundamentales para la proliferación del denominado «periodismo participativo». Algunos expertos afirman que cualquiera que cuente con una computadora y conexión a la red, con un dispositivo móvil con red o simplemente que sepa manejar dichas redes sociales, puede llamarse periodista.

«Hoy en día la información llega antes por Twitter que por la agencia EFE», expresó Gumersindo Lafuente durante una serie de mesas redondas en Barcelona. No obstante, para César Viana, periodista y doctor en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, «el hecho de que uno publique algo en Twitter o cualquier otra plataforma no te cualifica como periodista».

Para Calaf, si bien las «nuevas tecnologías» significan algo positivo, deben considerarse sólo como herramientas, no se trata de periodismo. «Es como si un médico se suprime porque por Internet te dan soluciones para las enfermedades. Se necesitan los médicos para curar enfermedades y se necesitan los periodistas para contar lo que pasa en el mundo», asegura.

En su mayoría, los usuarios de las redes sociales recurren a la opinión en lugar de argumentar los hechos. Juan Varela, periodista y consultor de medios, explica que «la obligación no es opinar, sino orientar al público con elementos de valor añadido e inteligencia para evitar la desinformación». A pesar de ello, existe una ventaja: estas herramientas devuelven la profesión a su esencia, nos hacen cuestionar qué sí es periodismo, al menos eso afirma Pat Kane, escritor y teórico escocés. La pregunta ahora es si eso ocurre en nuestro país.

El caso de México

Elia Baltazar asevera que en México no existe periodismo ciudadano o, al menos, no llega todavía a compararse con lo que se hace en otros países como España. El ejemplo en concreto: el portal PeriodismoCiudadano. «Ahí comenzaron como periodistas ciudadanos y ahora es un medio más formal que propicia la colaboración de los ciudadanos», afirma.

Alberto Escorcia, colaborador del sitio mexicano Pateando Piedras, asegura que «todos estamos contribuyendo al proceso informativo. Los medios de comunicación son quienes se concentran en hacer los análisis y los reportajes, pero al final se complementan en un ciclo informativo gracias a Internet».

«Hay tres tipos de medios: los tradicionales (televisión, [radio], diarios impresos), los digitales (portales de noticias en Internet) y los medios sociales o alternativos (contenidos hechos por los usuarios no necesariamente periodistas). Es la misma sociedad la que determina lo que es importante, de qué se informa y de que no. Los medios sociales complementan la información que falta. Nosotros somos un canal para que la gente pueda colaborar e informar», explica Escorcia.

Sin embargo, Elia Baltazar refuta a Pateando Piedras al explicar que este medio está conformado por dos personas: «Sí reportan algunas cosas y también se alimentan de redes sociales, pero no considero que realicen periodismo ciudadano».

Antonio Martínez, colaborador de Critica Pura, otro medio, señala que la diferencia sustancial con los medios tradicionales se encuentra en la forma de producir la información: «El tratamiento de los datos obtenidos muy pocas veces tiene filtros, es decir, éstos se llegan a publicar directamente. Además, el tema del rigor y la objetividad se modifica en los medios alternativos pues se muestran ideologías y experiencias personales», dice.

Destaca que el ciudadano, al convertirse en el productor de la información, se involucra en la comunidad con temas que le interesan y se crean redes interconectadas de ciudadanos activos formando una masa crítica que genera una nueva realidad social.

¿Puede convivir el periodista ciudadano con los medios tradicionales?

Si bien cualquier persona tiene la capacidad de dar información, eso no es suficiente. Steve Myers, periodista del Instituto Poynter en Florida, recordó la situación de Sohaib Athar y Osama bin Laden: «Además de actuar como transmisor de información, Athar debió buscar otras fuentes, analizar lo que estaba sucediendo e ir más allá de lo que percibía a simple vista», explicó.

Para el periodista chileno Cesar Viana, una solución estaría en ofrecer alfabetización digital para los denominados «periodistas ciudadanos». En México han existido iniciativas para ofrecer a los usuarios una formación periodística a través de talleres de periodismo ciudadano, mas Elia Baltazar asegura que en estos cursos no están formando gente para abrir un sitio que haga participar a los usuarios.

Al final unos aplauden el interés de los ciudadanos al mostrar otras alternativas de información, pero no todos están convencidos de que éste sea la respuesta correcta para la situación de la prensa mexicana hoy.

Hugo Maguey, editor general del sitio en línea Animal Político, explica que «no es lo mismo consultar a un mecánico empírico que a una persona que tenga una formación de ingeniero mecánico. La diferencia está en la profesionalización. Se tiene una base teórica amplia que te da una ventaja sobre el periodista ciudadano. El último crítica y suelta comentarios sin responsabilidad».

El periodista mexicano asegura que los ciudadanos deben complementar su formación con la ayuda de los profesionales. «Ninguno sustituye al otro. En el futuro se podría tener una buena complementación entre ambos», confía.

__________

Víctor Manuel Goch (ciudad de México, 1989). Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Es reportero en el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) en el área de divulgación. De agosto del 2011 a enero del 2012 colaboró como video-reportero y practicante en el periódico mexicano El Universal.

Tags: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

29.044 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>