Thursday, 24th April 2014

Poemas de Sarah Clancy

Publicado el 24. jul, 2011 por en Dossier

Las desapariciones pueden ser engañosas

 

Aquí, a las seis con diez

podrás lamentar

la desaparición del sol tropical

que cocía la raya de tu peinado

al diez para.

Doscientas lenguas enteras

se han desvanecido

y los que se opusieron

son invisibles

limpiando parabrisas

en los entronques de la ciudad.

Sin embargo la virgen de Guadalupe

apareció,

como si de la nada en 1531,

1910 tenía la pinta

de ser una revolución,

pero la exploración de carbón puede aparecer

desde Canadá

y atomizar una montaña y sus poblados

en ocho meses

y pese a que aparentemente no existe

una secretaría de desapariciones de Estado

Mariano Abarca,

que se opuso

desapareció,

nadie vio nada

y la violada tierra virgen no dijo

nada.

 

De todos modos el centro nunca sostuvo nada

 

No estoy en el negocio de aceptar reconocimientos

por tener una visión del mundo empaquetada al vacío;

de hecho, díganme,

¿qué les hizo pensar que lo haría?

La verdad es que el centro nunca ha sostenido nada:

sólo los dos extremos opuestos pueden hacerlo, así que quémenme

con todas las otras brujas si creen que

lo que sea que tengamos de valor fue

concedido por los caprichos de títeres hastiados;

en el terreno medio nada parecía

magia: sin precio alguno la demanda

predice la oferta, así que llámenme exigente

y me sentiré halagada, si libertad de elección significa

escoger su condicionamiento de poner alto a su resistencia

no hay forma de convencerme de que este sistema

es el mejor para la mayoría o cualquiera, cuando la mayoría

y pueblos enteros son reducidos a vender influencias

para el engañoso modelo de una vida en este extremo obtuso,

con casi la mitad de la humanidad sin dentadura

con gusto seré reaccionaria y si resulta dogmático

decir no compro esto pues lo ladraré durante una vida entera

de la misma manera en que los perros callejeros aúllan su existencia.

 

Traducción de Sergio Contla

________

Sarah Clancy es de Galway. Empezó a escribir poesía desde poco más de un año y, en lo que describe como suerte de principiante, su trabajo fue preseleccionado en el WOW awards 200, la semana de escritores en Listowel y en la competencia de nuevos escritores en los eventos Over the Edge, en el 2010. Ha aparecido en diversas publicaciones, como la antología WOW, Bold Magazine y Revival Magazine. Es autora del poemario Stacey and the Mechanical Bull.

Sergio Contla Guerrero (Ciudad de México, 1984) ha vivido, vive y vivirá en la incertidumbre afectiva producida por su afición a la música y la literatura. Es egresado de la Escuela Superior de Música del INBA en guitarra clásica y de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM en Letras inglesas. Participa en un proyecto de investigación sobre estudios culturales estadounidenses en el CISAN-UNAM.

Tags: , ,

2 comments on “Poemas de Sarah Clancy

  1. Pingback: Sergio Contla, in memoriam | Blog de Cuadrivio

  2. Pingback: Un trébol irlandés: diecisiete variaciones | Revista Cuadrivio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

24.115 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>